Rüstungen, geschützt mit Vitrinen aus PLEXIGLAS®

© Heilmann

Un escudo protector transparente

El cometido de las vitrinas es proteger las piezas de exposición y al mismo tiempo presentarlas de un modo atractivo. PLEXIGLAS® protege los objetos valiosos incluso de los rayos ultravioleta.

Las valiosas piezas de museo están expuestas a numerosos peligros potenciales, tales como el contacto de dedos sudorosos, los objetos afilados o los rayos del sol. Por este motivo, los museos y coleccionistas privados a menudo protegen sus piezas mediante vitrinas, cuyos materiales de fabricación deben poseer unas propiedades determinadas.

Vitrinas: una presentación transparente

«En las vitrinas de exposición, lo fundamental es que el objeto expuesto pueda verse claramente. La cubierta apenas debe resultar visible», explica Denise Gündling, Directora Junior de Segmento de Mercado de Röhm. «Nuestro cristal acrílico de calidad es el material ideal para ello, ya que, en su forma original, este es extremadamente transparente y totalmente incoloro». Así, PLEXIGLAS® permite una reproducción auténtica del color, resaltando los objetos y mostrándolos como se merecen: con una apariencia brillante y en colores naturales. Las vitrinas fabricadas de este cristal acrílico conservan esta impresión óptica permanentemente gracias a la protección UV propia del material. «Otros plásticos transparentes pueden amarillear con el paso del tiempo», aclara Gündling. «En cambio, nosotros garantizamos que durante 30 años nuestras planchas incoloras de PLEXIGLAS® solo presentarán valores mínimos de amarillamiento, no perceptibles para el ojo humano».

También los objetos expuestos dentro de las vitrinas son protegidos de los rayos UV por este material –si se desea, incluso casi al cien por cien–. «Para ello ofrecemos PLEXIGLAS® UV 100una variante especial de nuestro cristal acrílico de calidad», afirma Gündling. «Comparado con el vidrio convencional, la protección UV de este material es hasta un 40 por ciento más alta». Esta variante no solo se emplea en vitrinas, sino también para el acristalamiento de obras de arte pictóricas de gran valor. Para las superficies en contacto permanente con los visitantes, PLEXIGLAS® Optical HC es además un material a prueba de arañazos y resistente a los productos químicos que no se ve afectado por las rozaduras de bolsos o mochilas ni por una limpieza frecuente.

PLEXIGLAS®: un magnífico peso ligero

Por otra parte, el cristal acrílico es mucho más ligero que el vidrio, lo que se hace notar sobre todo en las vitrinas suspendidas. «PLEXIGLAS® pesa la mitad que el vidrio, lo que facilita considerablemente su fijación a la pared», explica Gündling. Además, es más fácil de trabajar que el vidrio flotado convencional y permite un moldeado excelente. Esto no solo hace posible la creación de vitrinas de distintos tamaños, sino también de muchas formas distintas, desde los clásicos rectángulos hasta espectaculares bolas de nieve gigantes.

Vitrina para maquetas de ferrocarriles

PLEXIGLAS® permite un moldeado excelente. Por ejemplo, puede doblarse para formar perfiles en U, a partir de los cuales la empresa HLS Berg GmbH & Co. KG fabrica su sistema de vitrinas transitables «Train-Safe» que a principios de los años 90 revolucionó el mundo del modelismo ferroviario. Este modelo de vitrina especial para coleccionistas dispone de elementos individuales con una longitud de hasta tres metros.

© Röhm GmbH/HLS Berg GmbH & Co. KG, Freudenberg

Pero no solo las vitrinas transparentes de PLEXIGLAS® contribuyen a una presentación elegante de los objetos expuestos. En otros casos, el material pone en escena piezas de exposición con luz de un modo impresionante:

Una vitrina iluminada para un dios del fútbol