Triton 3300/1 MD

©Triton Submarines LLC

Triton Submarines: lujo a grandes profundidades

En el estado norteamericano de Florida se fabrican submarinos de inmersión profunda para multimillonarios e investigadores. Un componente esencial de los mismos son las cúpulas de inmersión de PLEXIGLAS®, que hacen posible una completa visibilidad aun a 1.000 metros de profundidad.

Triton Submarines LLC fabrica submarinos lujosamente equipados para personas e instituciones dotadas de un presupuesto muy generoso. Los clientes de Triton son muy exigentes: desean calidad y puntualidad, y además los submarinos deben ser capaces de sumergirse a grandes profundidades. Ambas exigencias llevaron a Patrick Lahey, Presidente de Triton Submarines LLC, a ponerse en contacto con Röhm y con la empresa transformadora de PLEXIGLAS® Heinz Fritz ubicada en Herbrechtingen, en el estado federado de Baden-Wurtemberg.

“Estas dos empresas nos han salvado”, admite abiertamente Lahey. “Necesitábamos unas esferas perfectas y un servicio técnico fiable. De lo contrario, habríamos tenido que cerrar”. Dichas “esferas” son las cúpulas de inmersión redondas y transparentes que constituyen el elemento característico de un Triton.

Inmersiones a profundidades de hasta 1.000 metros

«Estas dos empresas nos han salvado».

Patrick Lahey
Presidente de Triton Submarines LLC

Los deseos de la empresa se cumplieron. Teniendo en cuenta que el precio de una nave submarina con una profundidad máxima de inmersión de 1.000 metros es de unos cuatro millones de dólares estadounidenses, las exigencias de los clientes son muy elevadas. “Pero nuestros clientes realmente nunca nos preguntan por el precio de la nave”, revela Michael Haley, Director de Marketing y Ventas en Triton Submarines LLC. “Lo que quieren saber sobre todo es qué accesorios adicionales incluye y si la nave cabrá en el barco de acompañamiento de su superyate”.

Los multimillonarios son un grupo de clientes importante de los fabricantes de submarinos. Como explica Haley: “Hace 15 años ninguno de ellos tenía un helicóptero. Hoy, casi todos tienen uno. Los submarinos de inmersión profunda se han convertido en su próximo objetivo”. Triton está en contacto con los astilleros encargados de la fabricación de superyates para que estos incluyan desde el principio un garaje para submarinos o incluso ofrezcan una nave submarina como equipamiento especial. Aunque todo esto suene caro, Triton opina que no lo es y responde con un argumento contundente: emprender un viaje espacial cuesta muchos millones de dólares, y eso para un solo viaje. Sin embargo, los propietarios de sus naves pueden sumergirse una y otra vez en las profundidades submarinas, el 95 por ciento de las cuales son aún totalmente desconocidas.

Conocimientos agregados

La empresa Triton Submarines resalta con orgullo el hecho de haber reunido el equipo más experimentado en el sector con una experiencia agregada de 350 años en el área de la inmersión submarina a grandes profundidades. Todos los capitanes –denominados “pilotos”– tienen una experiencia acumulada de entre 1.500 y 10.000 inmersiones.

Dos semiesferas

Pero los multimillonarios no son los únicos compradores que Triton tiene en el punto de mira. También los biólogos, los arqueólogos y los equipos de filmación valoran en gran medida la completa visión panorámica que ofrece este tipo de naves. Y además existen equipamientos especiales y formas de nave particulares para aplicaciones específicas. El hecho de que Röhm y Heinz Fritz hayan llamado la atención de Triton se debe al matrimonio de realizadores Joachim y Kirsten Jakobsen, quienes operan un submarino en las Azores con el que encontraron, entre otros hallazgos, un submarino alemán desaparecido. Para ellos, las dos empresas desarrollaron conjuntamente en 2012 un proceso para la fabricación de semiesferas de PLEXIGLAS® dotadas de una perfecta visibilidad y de una elevada resistencia a la presión. Las esferas de Triton se componen de dos semiesferas unidas entre sí de un modo invisible mediante un adhesivo creado por Röhm. En el mundillo de los buceadores submarinos, la calidad se divulga rápidamente.

Profundidades de hasta 2.300 metros

Para el experto en acristalamientos especiales de PLEXIGLAS® Wolfgang Stuber, las esferas son un importante salto cualitativo para Triton: “Nuestra primera semiesfera tenía un espesor de 14 centímetros y en Triton hemos alcanzado los 22 cm”. Un proyecto actual de Röhm, Heinz Fritz y Triton consiste en una esfera de 30 cm de espesor –la pared transparente de cristal acrílico más gruesa jamás fabricada. Se planea que esta esfera permita alcanzar profundidades de hasta 2.300 metros. Otro proyecto consiste en la fabricación de submarinos de siete plazas que permitan a los pasajeros de embarcaciones de crucero la inmersión submarina a 300 metros de profundidad.

Lea más acerca de los submarinos con cúpulas de observación de PLEXIGLAS®:

Pasión por las profundidades submarinas: entrevista a Kirsten y Joachim Jakobsen
El LULA1000 en busca del calamar gigante
El LULA1000 encuentra un submarino alemán desaparecido
Inmersión en la Gran Barrera de Coral
Pez sapo: un sensacional vídeo de las profundidades submarinas