The Sinking World: Fotograf Andreas Franke stellt seine Bilder unter Wasser aus.

Una exposición única bajo el agua

El fotógrafo Andreas Franke expone sus extraordinarias imágenes a 30 metros de profundidad bajo el agua. Esto solo es posible gracias a PLEXIGLAS®.

Hacer fotografías bajo el agua es un arte en sí mismo. Pero exponer fotografías bajo el agua es todo un desafío. Andreas Franke es el primer artista que consigue algo así, utilizando PLEXIGLAS® a modo de acristalamiento para proteger sus obras del agua del mar y de la pérdida de color.

"Volver a insuflar vida a un barco naufragado"

El artista: Andreas Franke

El fotógrafo publicitario vienés aúna sus pasiones por la fotografía y el buceo en su proyecto artístico «The Sinking World». Se trata del primer artista del mundo en exponer fotografías bajo el agua.

Quien se haya sumergido alguna vez en el mar y haya buceado entre peces iridiscentes conoce la fascinación que producen el mundo submarino y sus secretos. Para el fotógrafo Andreas Franke se trata de un entorno familiar, ya que este austriaco es un buceador apasionado. El destino quiso que hace unos 15 años, estando en Croacia, se llevara la cámara durante una inmersión hasta los restos del naufragio del «Baron Gautsch». Hace más de 100 años que este antiguo barco de pasajeros reposa sobre el fondo marino, y su madera ya se pudrió hace tiempo. Sin embargo, Franke vio allí algo más que materiales descompuestos: «Tuve la idea de volver a insuflar vida al barco naufragado y utilizarlo como escenario». Una vez en Viena, realizó un montaje fotográfico poniendo en escena a una mujer sobre las imágenes submarinas: así nació el prototipo para su serie «The Sinking World».

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Una visión hecha realidad

Con el «Vandenberg Project», el fotógrafo buceador logró por fin materializar su visión: el antiguo buque de guerra «USNS General Hoyt S. Vandenberg» fue hundido de forma controlada en 2009 frente a los Cayos de la Florida y en la actualidad sus restos se encuentran allí, a 30 metros de profundidad. Ese lugar es el segundo arrecife artificial de mayor tamaño del mundo y ofrece un hábitat adecuado para numerosas criaturas marinas, así como un espectacular plató para el trabajo de Franke. En las fotografías de estos restos submarinos, el artista crea escenas cotidianas de distintas épocas cuidadosamente escenificadas por él: en la cubierta del navío hundido, una muchacha corre tras los peces con una red para cazar mariposas, unas bailarinas ensayan en la borda y un obrero exhausto come sopa sobre una escalera. De esa forma, el fotógrafo hace que los dos niveles de las fotografías se fundan en escenarios etéreos y oníricos.

No obstante, el «Vandenberg» no solamente sirve como plató, sino también como espacio de exposición para el trabajo de Franke. «Cuando ya tenía listos seis o siete motivos, se me ocurrió que sería fantástico poder colgar también estas fotografías allí abajo», relata Franke. El artista persiguió con tesón su meta de crear una galería submarina. Para hacerlo, en la empresa responsable de hundir los restos del «Vandenberg» encontró al colaborador adecuado.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

"The Sinking World" of Andreas Franke / Fuente: YouTube/Andreas Franke

¿Cómo se cuelgan fotografías bajo el agua?

La visión del artista estaba a punto de materializarse, pero antes era preciso enfrentarse al reto considerable de colgar sus fotografías bajo el agua sin que sufrieran daños. Esto era algo que nadie había hecho antes que él. «Necesitaba un medio que fuera resistente al agua, otorgara estabilidad a las imágenes y las protegiera del amarillamiento», explica Franke. La solución consiste en un «sándwich» de dos planchas de PLEXIGLAS®, una blanca por detrás, y otra transparente de PLEXIGLAS® 0F00 GT por delante, en el cual se insertan las fotografías y se sellan con silicona. Finalmente, el resultado se pega a su vez con silicona en un marco de acero inoxidable. Por último, las imágenes se fijan al casco metálico del barco sumergido con potentes imanes.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

PLEXIGLAS® es el material de soporte perfecto

"PLEXIGLAS® tiene una claridad y un brillo excelentes y reproduce a la perfección los colores".

Cita: Andreas Franke
fotógrafo y creador de "The Sinking World"

PLEXIGLAS® no solo se emplea para el acristalamiento de fotografías bajo el agua, sino también en numerosos otros ámbitos. Gracias a la resistencia a la radiación UV propia del material, el excelente cristal acrílico de Röhm protege las fotografías de la decoloración y mantiene intacta la transparencia durante décadas, ya que el material no amarillea. «PLEXIGLAS® tiene una claridad y un brillo excelentes y reproduce a la perfección los colores», afirma Franke. Por eso es el soporte perfecto para sus imágenes submarinas. Al sumergirlas, él deja sin sellar las juntas entre las planchas. «Eso hace que penetre una cantidad mínima de agua, con lo que los motivos se vuelven aún más excepcionales, pictóricos y líricos», revela el fotógrafo. El artista deja que sus obras maduren bajo el agua, haciendo al mar partícipe de la creación, ya que a lo largo de los meses se forma una pátina de sedimentos que convierte cada fotografía en una pieza única. Cuando las obras regresan a tierra, Franke conserva los sedimentos por medio de una capa acrílica.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Llamar la atención por medio del arte

Los motivos actuales de la obra de Franke rompen con su concepto visual original. La serie «Plastic Ocean» está dedicada a un tema que para él tiene especial importancia: el aumento de la contaminación de los mares debida a los residuos plásticos. Sin embargo, en ella el artista renuncia conscientemente a proporcionar un efecto de shock. En su lugar, los motivos impresionan por su estética desconcertante: mujeres y niños de belleza inmaculada flotan en el agua, bañados por residuos plásticos coloridos e irisados dispuestos de forma artística. «En estos temas hemos aprendido a mirar para otro lado. Mi intención no era insistir excesivamente en ello, sino dar tiempo al espectador para que se posicione en la polémica», explica el artista.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

PLEXIGLAS® es un plástico sostenible

Comprar PLEXIGLAS® GS

PLEXIGLAS® GS es cristal acrílico colado: un material extremadamente resistente al envejecimiento y la intemperie, muy transparente, brillante, resistente a la rotura, fácil de moldear y trabajar y está disponible en muchos colores. En nuestra tienda en línea de PLEXIGLAS® podrá encargar PLEXIGLAS® GS en distintos espesores, formatos y colores.

El hecho de que con PLEXIGLAS® se esté utilizando un acristalamiento de fotografías de plástico no supone ninguna contradicción: «No se trata de una bolsa de plástico, totalmente innecesaria y que por término medio no se utiliza más de 16 minutos. Se trata de un material duradero, que además me ofrece la posibilidad de llamar la atención sobre este tema esencial».

Gracias a su durabilidad y resistencia a la intemperie, PLEXIGLAS® es un plástico sostenible que también se utiliza, entre otras aplicaciones, para ventanas y cúpulas de observación de submarinos. Dado que permite una vista libre de distorsiones del mundo submarino y soporta la elevada presión de las profundidades submarinas, PLEXIGLAS® ya ha realizado una valiosa contribución a la investigación marina en numerosos proyectos, como por ejemplo en las expediciones del matrimonio de investigadores Kirsten y Joachim Jakobsen en el submarino LULA1000.

Por cierto: no es imprescindible sumergirse para poder admirar los fascinantes mundos submarinos de Andreas Franke. El artista también expone sus obras en galerías de tierra firme.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.