La rotura de azulejos durante la reforma de un baño genera una gran cantidad de escombros y de ruido. Un revestimiento con PLEXIGLAS® es una alternativa idónea que ahorra tiempo y dinero.

© Claudiad/istockphoto.com

Reforma del cuarto de baño sin suciedad ni ruido

Ya sea que esté pasado de moda, que no tenga acceso para discapacitados, etc., etc.: para renovar un baño nunca faltan razones. Pero para ello no es absolutamente necesario quitar la antigua superficie de azulejos, ya que esta puede ser revestida también con PLEXIGLAS®.

Si la remodelación del cuarto de baño significa tener que quitar los antiguos azulejos, esto no solo generará una gran cantidad de suciedad y ruido: un recambio completo de los azulejos es además extremadamente caro. Alternativamente puede uno mismo barnizar las superficies, recubrir estas con lámina adhesiva o dejar que un experto coloque azulejos nuevos sobre la superficie existente. Pero el barniz y las láminas pueden agrietarse o rallarse fácilmente, y la instalación de azulejos es muy costosa y laboriosa. Una alternativa sólida que permite a la vez ahorrar tiempo es la que ofrecen las extensas superficies de PLEXIGLAS® instaladas sobre la superficie de azulejos.