Vista despejada desde la cabina de mando de un planeador

© Akaflieg Darmstadt e. V.

Visibilidad perfecta para planeadores

El silbido del viento en vez de ruidos de motores: los vuelos en planeadores son una de las formas más puristas de volar. Una cubierta de la cabina de mando hecha de una única pieza de PLEXIGLAS® ofrece la mejor vista del entorno y del tráfico aéreo.

“Volar en un planeador es una sensación indescriptible. Apenas estoy en el aire, me libero, literalmente, de cualquier tipo de carga”, comenta Andreas Bott con una mirada ilusionada. A sus 25 años de edad, es miembro de la agrupación de vuelo Akademische Fliegergruppe Darmstadt e. V, una asociación muy especial: desde hace ya casi 100 años, los estudiantes pueden cumplir aquí, entre clases y exámenes, el sueño de volar en un planeador.

Una buena visibilidad es vital

Además de la fascinación por volar, los pilotos aficionados de la agrupación necesitan sobre todo buenas habilidades manuales. Bajo el lema “Investigar, construir, volar” los miembros se encargan ellos mismos de cada una de las etapas de la construcción de un planeador, desde la concepción y la construcción hasta la prueba final de vuelo.

El corazón de cada planeador es su cabina de mando. Aquí es donde el piloto se sienta y observa a través de la cubierta curvada las condiciones climáticas y el espacio aéreo. “Una buena visibilidad es vital en el momento de planear”, destaca Bott. Esto se debe a que al volar, además de la navegación por GPS, los pilotos utilizan sobre todo la orientación visual. “Así podemos reaccionar de forma óptima si otro avión se aproxima hacia nosotros o cuando cambian las formaciones nubosas y la térmica asociada a estas, necesaria para poder volar”, explica Bott sobre la base de sus propias experiencias. “También al aterrizar dependemos plenamente de una buena vista panorámica que nos permita orientarnos. Para esto no hay sistemas electrónicos de asistencia”.

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Una vista del cielo sin costuras

Las cubiertas de PLEXIGLAS® transparente ofrecen al piloto una visión panorámica libre de costuras. El cristal acrílico de marca de Röhm ofrece, con su alta calidad óptica, una visibilidad libre de distorsiones y permite, al mismo tiempo, un ajuste flexible al fuselaje del avión. “La cubierta de un planeador puede ser fabricada de una única plancha de PLEXIGLAS®. De esta forma se evitan las costuras que interferirían en la visibilidad”, aclara Bott. Debido a esto, PLEXIGLAS® se ha convertido en un material estándar para los planeadores. “No podría imaginar una alternativa a PLEXIGLAS® en los planeadores”, agrega el piloto aficionado.

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

La seguridad ante accidentes es la máxima prioridad

PLEXIGLAS® GS para la aeronáutica

El PLEXIGLAS® GS de alta transparencia con un 92 % de translucidez cumple con las más altas exigencias ópticas, como las que existen en la construcción de aviones. PLEXIGLAS® GS existe también en una versión especial certificada para la aeronáutica. Encontrará más información en el folleto de PLEXIGLAS® para la industria aeronáutica .

“No podría imaginar una alternativa a PLEXIGLAS® en los planeadores”.

Andreas Bott
miembro de la agrupación de vuelo Akademische Fliegergruppe Darmstadt e. V.

Además de la vista libre de distorsiones, PLEXIGLAS® ofrece también otras ventajas para la aeronáutica: es más ligero que el cristal y al mismo tiempo más resistente a la rotura. Esto es especialmente importante para la resistencia ante un choque, ya que, después de todo, esta forma purista de volar conlleva un cierto riesgo: los cambios en las condiciones climáticas repercuten directamente en el planeador. Por ese motivo, casi todos los pilotos han experimentado turbulencias durante algún vuelo. Para poder aterrizar de la forma más segura posible incluso ante un imprevisto, existen estrictas normas de seguridad en cuanto a la construcción de un planeador. “En caso de un accidente, la cabina de mando tiene que poder desprenderse del fuselaje como una cápsula. Para esto, obviamente, la cubierta no puede deformarse ni romperse”, agrega Bott. La cubierta de PLEXIGLAS® conserva su forma incluso en caso de accidente.

PLEXIGLAS® protege también en todo momento a los pilotos de la fuerte radiación solar en las alturas. Gracias a la protección UV propia del material, en el planeador tan solo ingresa la luz que aporta calor, mientras que la porción dañina de la luz solar es repelida. Además, las coloraciones transparentes evitan que los pilotos, p. ej., se vean cegados por el sol en el momento de despegar.

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Investigar, construir, volar

Comprar PLEXIGLAS® GS

PLEXIGLAS® GS es cristal acrílico colado: un material extremadamente resistente al envejecimiento y la intemperie, muy transparente, brillante, resistente a la rotura, fácil de moldear y trabajar y está disponible en muchos colores. En nuestra tienda en línea de PLEXIGLAS® podrá encargar PLEXIGLAS® GS en distintos espesores, formatos y colores .

Tan solo después de varios años de trabajo, los pilotos aficionados pueden volar por primera vez en sus propios modelos. “Nuestro objetivo era y sigue siendo poner a prueba algo completamente nuevo en cada uno de los aviones que construimos. Evidentemente, esto significa una enorme cantidad de trabajo”, comenta el estudiante de posgrado Bott. No obstante, esto no desmotiva a los miembros de la agrupación de vuelo Akademische Fliegergruppe, que en 2020 celebrarán su aniversario número 100. Y es que la incomparable sensación de libertad que, según Bott, te envuelve en cada vuelo con el planeador, hace que el esfuerzo valga la pena.

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.