El artístico cristal de sal bajo la lluvia en Passau

© Dietrich Förster, Kinsau

De bloque a cubo y finalmente a cristal

Un enorme cristal de sal remite en Passau al pasado de la ciudad como importante estación en una ruta comercial de la sal. Al mismo tiempo, la obra de arte muestra lo fácil que es pegar PLEXIGLAS®.

Para dar forma al cristal de sal, los especialistas en plástico de la empresa austriaca k-tec GmbH fabricaron en primer lugar un bloque de PLEXIGLAS® con forma de cubo. Para ello, unieron varias planchas con un adhesivo de polimerización. Esto puede sonar tan sencillo como juntar hojas de papel con un adhesivo, pero en realidad se trata de un proceso químico complicado. El resultado justifica el esfuerzo: el bloque de cristal acrílico macizo y transparente es extremadamente estable, pesa solamente la mitad que el vidrio blanco y las líneas de pegado no se distinguen a simple vista.