Luz trasera del Opel Crossland X

© Opel

Una mezcla de elegancia y funcionalidad

Las líneas curvas de las luces traseras de HELLA caracterizan el diseño deportivo y elegante al mismo tiempo del Opel Crossland X. Una masa de moldeo de PLEXIGLAS® a medida de Röhm proporciona un tono rojo intenso con una distribución homogénea de la luz.

Aquellos tiempos en los que los coches familiares presentaban un diseño sobrio quedaron ya muy atrás. Por ejemplo, con su flamante Crossland X, Opel desea “combinar las propiedades de un todoterreno vistoso con la elegancia y funcionalidad de una limusina”, tal y como explica Mark Adams, Vice President Design Europe del fabricante de automóviles de Rüsselsheim am Main: “Nuestro nuevo crossover aúna ambos puntos fuertes de manera inimitable, ofreciendo además un amplio espacio interior con dimensiones compactas”. De esa forma, el modelo es, en sus propias palabras, “un coche familiar muy atractivo, perfecto para familias jóvenes”.