Invernadero Holzem de PLEXIGLAS® Alltop

© Gärtnerei Holzem

Un clima sostenible para las flores y compañía

Hace tiempo que las plantas dejaron de crecer dentro de los límites estacionales y regionales para pasar a hacerlo en invernaderos de todas partes del mundo. PLEXIGLAS® contribuye a una producción más sostenible de verduras y flores.

Fresas en invierno, flores frescas en cualquier estación: con este fin millones de plantas crecen al mismo tiempo en gigantescos invernaderos. Este tipo de invernaderos profesionales con fines comerciales son explotaciones de alto rendimiento cuyos operadores imponen requisitos especiales a los materiales empleados. Por ejemplo, estos necesitan una elevada translucidez que permita un rápido crecimiento y colores intensos. Al mismo tiempo, la eficiencia energética en la producción adopta cada vez más una posición de primer plano.

Cultivo sostenible

Por un lado, los precios del gas y otras fuentes de energía han experimentado un fuerte aumento en las últimas décadas, por otro, los objetivos climáticos globales exigen una disminución de las emisiones de CO2, y por último pero no menos importante, la sostenibilidad del consumo también reviste cada vez mayor importancia para los consumidores. “En el cultivo de frutas, verduras y flores con fines comerciales, la energía es un factor decisivo para la sostenibilidad”, afirma Bernd Petri, responsable en Evonik de los productos de cubiertas de techo de PLEXIGLAS®. En un lugar donde deben crecer plantas todo el año a temperaturas constantes es preciso enfriar en verano y calentar en invierno. “Si los operadores de los invernaderos reducen su consumo energético en calefacción y climatización, contribuirían con ello a la protección del medio ambiente y al mismo tiempo ahorrarían dinero”, explica Petri.

Mejorar el aislamiento térmico en el invernadero

10 razones para usar PLEXIGLAS® en la construcción de invernaderos

  1. Elevada translucidez a la luz y los rayos UV para resultados óptimos de crecimiento
  2. No amarillea
  3. Protege contra el granizo
  4. Ahorra hasta un 55 por ciento de energía
  5. Tecnología patentada anticondensación
  6. Estabilidad y funcionalidad
  7. Ahorro de accesorios
  8. Durabilidad
  9. Protección del medio ambiente
  10. Calidad de marca

Más información.

Un importante punto de partida para ahorrar energía en el cultivo de plantas con fines comerciales es un buen aislamiento térmico del invernadero: así será preciso calentar menos en invierno y enfriar menos en verano. Para ello resultan ideales las planchas alveolares de PLEXIGLAS®, el cristal acrílico de marca de Evonik. Estas están compuestas por dos planchas, reposando la superior sobre varios tabiques de conexión que se apoyan a su vez sobre la plancha inferior. Las cámaras de aire cerradas que se crean de esta forma sirven como capa de aislamiento, ya que el aire que reposa en los espacios intermedios es un mal conductor térmico, comparado con los cuerpos sólidos. “El aislamiento térmico de las planchas alveolares de PLEXIGLAS® es muy superior en comparación con un acristalamiento simple”, comenta Petri.

Mediante una plancha alveolar de 16 milímetros de espesor de PLEXIGLAS®, por ejemplo, el consumo de energía de calefacción puede reducirse en aprox. un 40 por ciento frente a invernaderos convencionales con acristalamiento simple. El máximo aislamiento térmico se alcanza con la plancha alveolar de 32 milímetros de espesor de PLEXIGLAS® Resist NO DROP. PLEXIGLAS® Heatstop SDP, en cambio, es capaz de reflejar los rayos infrarrojos, lo que puede reducir el calentamiento en el invernadero en regiones muy cálidas. “Gracias a estos ahorros de energía, una inversión de estas características se amortiza en pocos años”, afirma Petri.

Elevada translucidez

Algo no menos decisivo en el cultivo de plantas con fines comerciales: a pesar de este excelente aislamiento térmico, la translucidez no se resiente, muy al contrario que con otros materiales. “Los acristalamientos para la construcción de invernaderos deberían permitir la entrada de entre el 85 y 90 por ciento de la luz en el interior del invernadero”, explica Petri. “Nuestras planchas alveolares combinan un buen aislamiento térmico con una elevada translucidez de hasta el 91 por ciento”, comenta Petri. “Estos valores normalmente solo se alcanzan con materiales de una sola capa”. Gracias a una tecnología patentada contra la formación de condensado, los rayos solares tampoco se ven afectados por las gotas de agua, que suelen formarse con rapidez en el clima con frecuencia tropical de un invernadero.

Gewächshaus in der Antarktis

Invernadero para condiciones extremas

Para un buen crecimiento de las plantas, los invernaderos requieren una elevada translucidez del material, o como afirma la regla de los jardineros: un uno por ciento más de luz significa un uno por ciento más de crecimiento. Las planchas alveolares de PLEXIGLAS® dejan pasar suficiente luz solar para los tomates, pepinos, etc. incluso en regiones inhóspitas como la Antártida.

Más información.

© Evonik/Shanghai Dushi Green Engineering Co.

Un material probado desde hace tiempo

Los pioneros en los invernaderos de PLEXIGLAS® fueron explotadores neerlandeses hace ya aprox. 40 años. Durante la primera gran crisis energética, el cristal acrílico de marca pasó a ser cada vez más apreciado por los cultivadores de plantas, para ahorrar energía de calefacción, pero también porque el material es más resistente que el cristal, un factor nada desdeñable en las tormentosas regiones costeras de los Países Bajos. Pero también en EE. UU., Japón y Escandinavia hace tiempo que las planchas alveolares de PLEXIGLAS® están tan consolidadas en los invernaderos como en los zoológicos y los jardines botánicos. “La durabilidad de nuestro material también tiene su relevancia en este asunto: después de 30 años, no presenta ningún amarilleamiento visible, manteniendo de esa forma su máxima translucidez a largo plazo”, explica Petri.

Los invernaderos de PLEXIGLAS® crean el clima necesario en el que las verduras maduran y las plantas pueden crecer.

Bernd Petri
responsable en Evonik de los productos de cubiertas de techo de PLEXIGLAS®

Existen diversas variantes de planchas alveolares de PLEXIGLAS® disponibles para los distintos requisitos en todo el mundo. Por ejemplo, las planchas alveolares de PLEXIGLAS® Resist SDP son especialmente robustas y presentan una resistencia aun mayor contra el granizo. “Los invernaderos de PLEXIGLAS® crean el clima necesario en el que las verduras maduran y las plantas pueden crecer”, comenta Petri. “Al mismo tiempo, los operadores pueden ahorrar energía gracias al buen aislamiento térmico. Esto resulta ventajoso en cuanto a los costes de calefacción y respeta el medio ambiente”.

Lo que es importante en la construcción de invernaderos con fines comerciales también tiene su relevancia para los jardineros aficionados.