Detalle de la cría de microalgas en el laboratorio

© chokniti/stock.adobe.com

Fuentes de materias primas sostenibles

Las microalgas producen masa orgánica de forma más eficiente que cualquier otra planta de tierra. Puesto que los pequeños multitalentos necesitan para ello sobre todo mucha luz, el productor de algas Algicel apuesta por el uso de tubos transparentes de PLEXIGLAS®.

Para suplementos alimenticios, cosméticos, productos farmacéuticos e incluso generación de energía: hoy en día las microalgas pueden cumplir diversas funciones. Además, los científicos descubren cada vez más vías de aplicación para estas maravillosas plantas.

Antioxidantes naturales

De esta forma, los fundadores de la empresa portuguesa Algicel determinaron una alta concentración del antioxidante astaxantina en las microalgas de su tierra natal, la Isla de San Miguel, en las Azores. Los antioxidantes protegen no solo la estructura celular de la piel, sino todo el cuerpo de los signos del estrés oxidativo y el envejecimiento, así como de las inflamaciones. Desde 2007, la empresa investiga un método para la obtención de astaxantina –una sustancia beneficiosa para la salud–a partir de las microalgas que crecen en su entorno natural en las Azores. Esto se debe a que el clima y la pureza de las aguas continentales del archipiélago son ideales para este tipo de alga. En el verano de 2019, la empresa comenzó el cultivo industrial de microalgas de la especie Haematococcus pluvialis utilizando una tecnología de desarrollo propio.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Condiciones ideales para el crecimiento

Comprar tubos de PLEXIGLAS®

Los tubos extrusionados de cristal acrílico son extremadamente resistentes al envejecimiento y la intemperie, muy transparentes, brillantes, resistentes a la rotura y fáciles de moldear y trabajar. Los tubos de PLEXIGLAS® XT se encuentran disponibles, entre otros, en la tienda en línea de PLEXIGLAS® en una gran variedad de colores y diámetros.

Para poder cultivar microalgas para el mercado de consumo masivo, la empresa tuvo que crear en primer lugar un entorno que se asemejara a las aguas continentales de las Azores. Para esto, Algicel apuesta por los llamados fotobiorreactores de tubos de PLEXIGLAS® XT. Esta variante del cristal acrílico de marca permite el paso de la radiación UV en todo el espectro de la radiación solar y ofrece –en combinación con una translucidez del 92 por ciento– condiciones ideales para las microalgas: además de nutrientes, agua y dióxido de carbono del aire, las algas necesitan sobre todo mucha luz uniforme para su crecimiento.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Translucidez excepcional

“PLEXIGLAS® es uno de los materiales más transparentes que existen. El material prácticamente no absorbe nada de la luz visible”, comenta Janina Rossmann, jefa de producto para tubos de PLEXIGLAS® del fabricante del cristal acrílico de marca. Además, la translucidez se conserva en los tubos durante décadas: el material PLEXIGLAS® cuenta con una protección UV propia. Esto impide en prácticamente todas las variantes incoloras o transparentes del cristal acrílico de marca que se genere amarillamiento y que de esta forma se pierda su translucidez, con garantía durante 30 años.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Vertiginoso crecimiento de las plantas

Gracias a estas propiedades, las microalgas crecen bajo condiciones prácticamente naturales y alcanzan su cantidad máxima dentro un periodo de tan solo 30 días. La cosecha se realiza mediante centrifugación de la mezcla de agua y microalgas. “Gracias a la perfecta redondez de nuestros tubos no queda ningún residuo adherido”, comenta Rossmann. Después de esto comienza nuevamente el ciclo de cosecha. Con esta misma frecuencia se deben lavar y volver a rellenar los más de mil tubos de dos metros de altura cada uno. Las paredes internas lisas y libres de porosidades de los tubos garantizan que no se adhiera ninguna bacteria putrefactiva o microorganismo. De esta forma los tubos de PLEXIGLAS® se mantienen limpios durante todo el proceso de cultivo y contribuyen de esta manera a una producción de biomasa eficiente y sostenible.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.