WWK Arena en Augsburgo

© Sven Rahm Fotografie, Königsbrunn/Augsburg

Como un entramado de barras luminosas

Los tubos luminosos LED incorporados en una estructura de aluminio caracterizan el insólito revestimiento de la fachada del estadio WWK Arena en Augsburgo. Sin PLEXIGLAS®, este diseño no hubiese sido posible.

“Envolver al contrincante”: esto es lo que representa el entramado de barras de la fachada del estadio según el arquitecto Titus Bernhard , el cual recuerda al juego de los palitos chinos Mikado. Después de todo, el WWK Arena es la sede del equipo de primera división de la Bundesliga alemana FC Augsburg y, como estadio de la FIFA, también es escenario de los partidos de la selección alemana. No obstante, desde el concepto creativo hasta la fachada real transcurrieron más de ocho años.

El nuevo símbolo de Augsburgo

En un principio, los arquitectos Titus Bernhard y Peter Kögl de la empresa de diseño de estadios B&K habían concebido una cubierta para el estadio de vidrio Profilit en los colores del equipo local rojo, verde y blanco. Pero esta idea fue desechada por su elevado costo, por lo que el estadio permaneció en un principio sin una fachada llamativa. Finalmente, con la integración del grupo de aseguradoras WWK como principal patrocinador del FC Augsburgo para la temporada 2015/16 se le dio un nuevo impulso al proyecto: “Nos gusta ver nuestro logo sobre un edificio dotado de una apariencia atractiva”, comenta Jürgen Schrameier, presidente del grupo de aseguradoras WWK. “Este es definitivamente el caso del WWK Arena; nos gustaría que el estadio se convierta en el nuevo símbolo de Augsburgo”.

Barras luminosas de la fachada del WWK Arena de Augsburgo

Combinación de aluminio y luz

Como propietario de la obra, el grupo de aseguradoras WWK se decidió por una combinación de 36.000 metros lineales de perfiles redondos de aluminio y 1.300 metros lineales de tubos luminosos para el revestimiento del estadio del FCA. Más de ocho años después de la inauguración oficial del estadio, en septiembre de 2017, se logró terminar la fachada.

© Sven Rahm Fotografie, Königsbrunn/Augsburg

Una iluminación excepcional

Donde antiguamente los visitantes eran recibidos por una construcción de hormigón, ahora son deslumbrados por una arquitectura extraordinaria: de día, la cubierta del estadio parece un nido con un entramado uniforme, puesto que los tubos blancos pasan prácticamente desapercibidos al no estar iluminados y la fachada confiere una impresión homogénea en tonos de aluminio. De noche, en cambio, los elementos luminosos del revestimiento exterior pueden ser vistos desde muy lejos. “La luz es un elemento de decoración que llama mucho la atención y es también muy atractivo”, explica el arquitecto de estadios Bernhard. “De esta forma se puede casi literalmente transformar la arquitectura en un faro”. Sin embargo, las barras luminosas no son solo un elemento de decoración, sino que están integradas en la fachada como elemento portante. “Esta estructura ha sido, desde el punto de vista constructivo, un gran desafío”, explica Bernhard.

Un desafío incluso para los expertos en iluminación del Taller de Iluminación del Grupo Zumtobel, quienes entregan soluciones específicas para el líder europeo de sistemas profesionales de iluminación de proyectos arquitectónicos: “Nunca antes habíamos diseñado un tubo de ocho metros de largo que debiera ser parte estática y constructiva de una gran fachada; algo que, probablemente, tampoco nadie había hecho antes”, comenta Oliver Mosselman, responsable de Zumtobel para este proyecto. Además, la técnica de iluminación representaba también una tarea con grandes exigencias, puesto que los tubos luminosos debían iluminar de forma homogénea, incluso en sus extremos.

Para este tipo de aplicaciones, PLEXIGLAS® es simplemente el material más avanzado.

Oliver Mosselman
responsable de proyecto en el Taller de Iluminación del Grupo Zumtobel

Distribución homogénea de la luz

Los diseñadores de luz de Zumtobel diseñaron finalmente “tubos de luz” especiales con un largo de hasta ocho metros y 20 centímetros de diámetro, lo que corresponde a las dimensiones de los perfiles redondos de aluminio. Cada tubo luminoso está formado por un tubo de seis milímetros de espesor de PLEXIGLAS® XTWN370 en un tono blanco resplandecienteLos tubos son iluminados mediante tiras luminosas LED IP67-RGB, las cuales, para entregar una distribución de la luz lo más uniforme posible, están dotadas además de una cubierta que dispersa la luz. “Tomamos la decisión de utilizar PLEXIGLAS®, porque es el material más avanzado para este tipo de aplicaciones”, añade el experto en iluminación Mosselman. “Con PLEXIGLAS® conseguimos una luminancia lo más intensa y uniforme posible en la superficie de los tubos, lo que hace que se diferencien con gran exactitud del entorno”. Este efecto se ve reforzado además por la pintura exterior del estadio, para la cual se utilizaron colores antracita.

135 tubos de hasta ocho metros un largo

La realización del concepto supuso un proyecto de dimensiones colosales. “No se trataba de solo un par de tubos, sino de 135 unidades”, añade Mosselman. “Ese es otro de los motivos por el que, junto con nuestra empresa especializada Herinz Fritz GmbH, nos decidimos por PLEXIGLAS®: estábamos convencidos de que sólo Röhm podía suministrarnos esa cantidad en el tamaño requerido y con una alta calidad constante”. Los expertos en el procesamiento de plásticos de la empresa Heinz Fritz GmbH almacenaron primeramente los tubos durante 24 horas en una cámara de calor para eliminar las tensiones del material. A continuación, procedieron a fresar longitudinalmente cada uno de los tubos. La ranura resultante fue finalmente montada junto con la tira LED sobre un perfil de aluminio y los extremos de los tubos fueron sellados con unas tapas también fabricadas de PLEXIGLAS® XT WN370.

Fachada resistente a la intemperie

Fachadas extraordinarias de PLEXIGLAS®

PLEXIGLAS® está disponible en distintos colores y con distintas superficies y propiedades. Ello lo convierte en un material inspirador para el diseño de fachadas, como p. ej. en fachadas iluminadas, cálidas cubiertas blancas translúcidas para edificios o elementos para fachadas con sorprendentes fresados.

“A pesar de las tapas, los tubos están diseñados como un sistema abierto que facilita la compensación de la presión del vapor e impide la acumulación potencial de condensado”, aclara Mosselman. Por ese motivo, las tiras LED cuentan con una protección contra el agua y los tubos mismos tampoco se ven afectados por el viento o la lluvia. “PLEXIGLAS® es altamente resistente a la intemperie”, agrega Mosselman. “Para nosotros, este fue uno de los criterios principales y más importantes para decidirnos por este material”. Después de todo, la extraordinaria fachada del estadio de Augsburgo está expuesta constantemente a la radiación solar, la lluvia o la nieve y, a pesar de eso, debe conservar su aspecto espectacular durante muchos años.

Por cierto: en verano de 2018 se instalarán otros 35 tubos luminosos adicionales para completar el diseño general de la fachada.