La torre Oskar von Miller con su fachada de PLEXIGLAS® es el emblema de la Universidad Técnica de Múnich.

© Andreas Heddergott / TUM

Un emblema luminoso

Se ve desde lejos cuando uno se aproxima a Múnich: la torre Oskar von Miller de la Universidad Técnica de Múnich llama la atención por su fachada iluminada y translúcida de PLEXIGLAS®.

El traje hace a las personas. Esto también es aplicable a la torre meteorológica de la prestigiosa Universidad Técnica de Múnich (TUM en sus siglas en alemán). Su silueta de hormigón armado larguirucha y poco llamativa se vistió en 2010 con un elegante traje a medida de PLEXIGLAS® translúcido, bautizándose como "torre Oskar von Miller". Desde entonces, se ha convertido en el emblema del campus de investigación de Garching.

Oskar von Miller

La persona que da nombre a la torre, Oskar von Miller (1855-1934), fue uno de los ingenieros civiles alemanes más importantes de su época y llevó a cabo una labor pionera en los campos de la electrotecnia y la energía hidroeléctrica. Entre 1875 y 1879 estudió en la Escuela Técnica Superior de Múnich, y en 1903 fundó el Deutsches Museum (museo alemán).

Al inaugurarse en julio de 2010, la torre Oskar von Miller era el edificio con la fachada de PLEXIGLAS® más alta del mundo. El mástil meteorológico de 62 metros de altura, aguja incluida, sirve como estación de medición meteorológica e instalación de supervisión para la fuente de neutrones de investigación de la TUM. Y también muestra lo que sucede en su interior: en la fachada es posible leer datos meteorológicos, como la temperatura o la velocidad del viento, en letras luminosas visibles desde muy lejos. Estos datos son transmitidos por los sensores de medición de la torre a los diodos luminosos a través de un ordenador y proyectados desde atrás sobre la fachada de PLEXIGLAS®. Otros 1350 LED situados en la parte superior de la torre forman el logotipo de la TUM.

La vista es muy impresionante en la oscuridad. «El brillo de la torre puede verse al volar hacia el aeropuerto de Múnich por la noche desde el oeste», afirma un portavoz de la Universidad Técnica de Múnich. «PLEXIGLAS® es un material inusual y semitransparente que contribuye a dotar a este edificio de un carácter muy especial».

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

PLEXIGLAS® hace posible una iluminación impresionante

Comprar PLEXIGLAS® XT

PLEXIGLAS® XT es un cristal acrílico extrusionado (XT), un material extremadamente resistente al envejecimiento y la intemperie, muy transparente, brillante, resistente a la rotura, fácil de moldear y trabajar y disponible en muchos colores. En nuestra tienda en línea de PLEXIGLAS® podrá encargar PLEXIGLAS® XT en distintos espesores, formatos y colores.

Al planificar una nueva torre meteorológica para la TUM, pronto quedó clara una cosa: debía ser mucho más que un edificio meramente funcional. Así surgió la idea de un revestimiento transparente para el edificio, que por una parte dejara ver la estructura portante y por otra también pudiera iluminarse. Debido a sus propiedades ópticas, la elección se decantó finalmente por PLEXIGLAS®.

El cristal acrílico de marca de Röhm está disponible tanto en una versión de alta transparencia con una translucidez del 92 por ciento como en variantes translúcidas con una transparencia más reducida. Especialmente para este edificio se empleó una variante translúcida de PLEXIGLAS® con un grado de transmisión lumínica del 88 por ciento y una ligera coloración luminotécnica de tonalidad blanca. Gracias a ello, las proyecciones de LED aparecen sobre la fachada con una gran luminosidad.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Un material de construcción flexible y sostenible

«La intención no era construir meramente una estela, sino insuflar vida a la fachada», recuerda Thilo Üblagger, director de la empresa k-tec Thermoforming Solutions situada en los alrededores de Salzburgo que realizó la fachada de la torre Oskar von Miller. Esta está compuesta por unas 200 placas moldeadas en caliente de PLEXIGLAS® extrusionado de 25 milímetros de espesor. Dado que el revestimiento de forma elíptica de la torre se estrecha de abajo arriba, cada segmento presenta una curvatura distinta.

"PLEXIGLAS® es ligero, moldeable en varios ejes y está disponible en grandes dimensiones. Además, se trata de un material sostenible".

Thilo Üblagger
Director de k-tec GmbH

A pesar de que PLEXIGLAS® en sí es muy ligero, los segmentos de gran tamaño –con una superficie de 14 metros cuadrados– pesan casi 400 kilos cada uno. «Trabajar componentes de estas características con una elevada precisión supone todo un reto», afirma Üblagger, cuya empresa se especializa en la elaboración de componentes de plástico de gran tamaño. Üblagger ha trabajado con PLEXIGLAS® en numerosos proyectos y lo aprecia como material de construcción: «Es ligero, moldeable en varios ejes y está disponible en grandes dimensiones. Además, es un material sostenible. Esto se hace notar tanto en la baja aportación de energía necesaria durante los procesos de producción y elaboración como durante el transporte». De hecho, para el moldeado en caliente de PLEXIGLAS® tan solo se requiere una fracción de la energía que debe emplearse para un componente comparable hecho de cristal. Y durante el transporte también se consume menos combustible debido a la ligereza del plástico. Por si esto fuera poco, el cristal acrílico de marca de Röhm es muy duradero gracias a su resistencia a la intemperie y a la radiación UV, lo que lo hace ideal para su utilización como emblema luminoso.

¿Desea que le tengamos al corriente? En ese caso, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.