Fotografía de larga exposición del museo Kunsthaus Graz de noche

© iStock / breath10

Un edificio que parece salido de otro universo

El museo Kunsthaus Graz estimula la fantasía. ¿Se trata de una criatura marina? ¿O tal vez de un ser de otra galaxia? Los arquitectos lo bautizaron con el nombre de “friendly alien”, o extraterrestre amistoso. Y así es: con su forma biomórfica y la fachada azul de PLEXIGLAS®, el Kunsthaus parece un alienígena en medio de edificios históricos.

Cuenta la leyenda que, hace unos 20 años, una pastilla de jabón llegó a manos del arquitecto francés Colin Fournier mientras estaba en su habitación de hotel. Para divertirse, empezó a modelarla con un cuchillo, dejando que resbalara una y otra vez por sus manos empapadas. Al final, dotó a la pastilla de una forma de apariencia orgánica. Y al mismo tiempo concibió la idea fundamental para el edificio que se inauguró en el año 2003 con el nombre de Kunsthaus Graz. Pero todavía había un reto pendiente: ¿con qué material debía construirse?