Die Skulptur „Melancholy“ von Ali Kourehchian

© 2016 Ali Kourehchian

Escuchando la voz del material

Cada material puede expresar distintas emociones, explica el artista, diseñador y arquitecto iraní Ali Kourehchian. Para su escultura “Melancholy” se dejó inspirar por el PLEXIGLAS® transparente.

¿Cómo se puede representar literalmente de forma plástica la melancolía? ¿Cómo se siente esta? A Ali Kourehchian le vinieron a la mente conceptos como “gélido”. Y asociado a este concepto, un material especial, con el que deseaba expresar sus ideas de forma creativa: “Para representar esto de forma artística, el mejor material era el PLEXIGLAS® transparente”, comenta Kourehchian, “pues es transparente e incoloro como el hielo”.

A través de este ejemplo ya se puede intuir: para Kourehchian el material conforma muchas veces el punto central de sus fascinantes creaciones, dejando que sean los materiales los que cuenten su propia e interesante historia. “Por lo general escucho la voz del material”, añade el artista. “Cada concepto requiere de un material específico para obtener el mejor resultado: este es mi concepto fundamental”.

El artista:

El artista, nacido en 1974 en Teherán (Irán) y que actualmente reside en Los Ángeles (EE. UU.) comenzó su carrera como dibujante técnico en un estudio de arquitectura. En 1999 Ali Kourehchian fundó su propia empresa “3rd Dimension of Design” e intensificó paralelamente su actividad como artista plástico. En un principio, Kourehchian diseñaba muebles y esculturas. Su primera gran instalación fue “Industry Horses”, en la que diseñó caballos hechos de antiguas piezas de automóviles: los caballos modernos.

Transmitir emociones

Para su ciclo de obras “Loneliness”, entre los materiales más adecuados se encontraba también PLEXIGLAS®. “El tema de la exposición era la soledad”, explica Kourehchian. “Decidí utilizar la forma humana desde una perspectiva más libre. Mi intención es transmitir a los visitantes la sensación de la soledad mediante la asociación con una figura gélida”. La escultura “Melancholy” es el mejor ejemplo. Esta se compone de un estanque en el que hay una figura humana sentada y encorvada. Al aumentar el nivel de agua en el estanque la figura queda finalmente completamente sumergida.

 

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Melancolía antropomorfa ©YouTube / Ali Kourehchian

Comprar PLEXIGLAS® GS 0F00 GT

PLEXIGLAS® GS es cristal acrílico colado: un material extremadamente resistente al envejecimiento y la intemperie, muy transparente, brillante, resistente a la rotura, fácil de moldear y trabajar y está disponible en muchos colores. En nuestra tienda en línea de PLEXIGLAS® podrá encargar PLEXIGLAS® GS 0F00 GT en distintos espesores, formatos y colores.

El cuerpo de la impresionante figura está compuesto de planchas de tres milímetros de espesor de PLEXIGLAS® transparente del tipo GS 0F00 GT. Para esto, Kourehchian fresó inicialmente formas de distintos tamaños en las planchas. Seguidamente, las unió con los pegamentos ACRIFIX® 107 y ACRIFIX® 190, diseñados especialmente para PLEXIGLAS®. Así, capa por capa se formó la figura humana sentada, que —con melancolía— apoya la cabeza sobre sus piernas.

 

 

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.

Arte duradero

Puesto que el nivel del agua que envuelve dramáticamente a la figura sube y baja constantemente, la escultura debía además ser resistente al agua. Otra razón más por la que el artista se decidió por el cristal acrílico de marca: “La durabilidad de PLEXIGLAS® la conocía ya de mi experiencia como arquitecto”, destaca Kourehchian. Y es que el artista comenzó su carrera en un estudio de arquitectura, donde trabajaba como dibujante técnico y donde comprendió el valor de PLEXIGLAS® como material para la arquitectura. Y así es: incluso después de varias décadas, el resistente PLEXIGLAS® no muestra ni una marca de los continuos cambios entre seco y mojado. “Todavía sigo aplicando mis conocimientos de arquitectura para utilizar de mejor manera los materiales y aspectos técnicos en mi arte”, añade Kourehchian. “Este es un ejemplo especialmente bello”. Para él, los desafíos técnicos son una fuente de inspiración. “Cada nueva tarea fue realizada tanto con curiosidad como con los conocimientos técnicos y la rutina de un diseñador experimentado”, resalta Kourehchian. “Soy un aprendiz, que cree firmemente que nada es imposible”.

¿Desea que le tengamos al corriente? Entonces, suscríbase a nuestro boletín de PLEXIGLAS®.