Escenografía de Tosca con letras luminosas de PLEXIGLAS®

© Theater, Oper und Orchester GmbH Halle / Fotograf: Falk Wenzel

Arte luminoso sobre el escenario de la ópera

Robustos, fáciles de manejar y muy luminosos: los materiales para la construcción de escenarios deben satisfacer unas exigencias muy elevadas. Para la escenografía de la ópera "Tosca" de Giacomo Puccini en la Ópera de Halle se creó un gigantesco letrero luminoso de PLEXIGLAS® Resist.

La escenografía de una ópera o una obra de teatro es mucho más que un simple decorado y constituye una parte importante de la puesta en escena. Se trata del lugar en el que actúan los cantantes o actores y varía con frecuencia durante la representación. Los escenógrafos conciben una y otra vez nuevos espacios escénicos creativos para su desarrollo, poniendo al alcance del espectador una perspectiva contemporánea de una obra. Un ejemplo de ello es la puesta en escena de Tosca, la famosa obra de Puccini, en la Ópera de Halle.

Un nuevo marco

“Normalmente, la ópera Tosca de Giacomo Puccini es una historia policíaca escrita de forma muy rigurosa que se desarrolla en Roma a principios del siglo XIX”, explica el escenógrafo Wolf Gutjahr. “Sin embargo, en Halle lo que queríamos era poner en primer plano sobre todo los estados internos de las personas”. Los escenarios originales –el interior de una iglesia, el despacho de una comisaría y el Castillo de Sant’Angelo en Roma– no resultaban adecuados para ello. “Los protagonistas son artistas que se ven atrapados por las restricciones del sistema político. El escenario debía mostrar la tensión entre la política y el arte y nuestra relación con ella“, explica Gutjahr. “Pensé lo siguiente: ‘¿Por qué no llamar a las cosas por su nombre?'” Así es como se le ocurrió la idea del letrero gigante en el que se lee “ART”.

PLEXIGLAS® nos ofreció la mezcla ideal de estética visual y resistencia.

Torsten Paetzold
jefe de producción de los talleres de la Ópera de Halle

Iluminación uniforme

“Las letras debían tener el aspecto de un letrero luminoso de gran tamaño”, explica Torsten Paetzold, jefe de producción de los talleres de la Ópera de Halle. El letrero debía ser transitable para que los cantantes pudieran caminar sobre el mismo, pero también ligero para poder suspenderse del techo con cables metálicos. Además, las letras luminosas debían iluminarse de la manera más uniforme posible. “Simplemente queríamos una mezcla ideal de estética visual y resistencia. Por eso decidimos utilizar planchas alveolares quíntuples de PLEXIGLAS® Resist“, afirma Paetzold.

El equipo del taller cortó en primer lugar las planchas de 32 milímetros de espesor suministradas por el distribuidor de Röhm, Thyssenkrupp Plastics. A continuación, pegó las distintas piezas del cristal acrílico de alta calidad al letrero de seis metros de alto y doce de ancho. Una estructura de aluminio proporciona un refuerzo adicional a las letras y remata limpiamente los bordes. Las letras se iluminan con tiras de LED. “Las fuentes de luz desaparecen detrás de este PLEXIGLAS® de transparencia lechosa”, comenta Paetzold. “Además, el material conduce la luz uniformemente por toda la superficie”.

Las letras de PLEXIGLAS® son ideales para subrayar la importancia del arte durante la representación.

Wolf Gutjahr
escenógrafo

Arte vertical, horizontal y en suspensión

“Al comienzo de la ópera, las enormes letras luminosas están erguidas sobre el escenario como un descomunal fetiche artístico, formando un centro luminoso”, explica Gutjahr. “Los personajes y la trama se ponen en relación con ellas”. En el transcurso de la ópera, el letrero, estático en sí mismo, se va adaptando a los acontecimientos de la obra. “El gigantesco letrero ART es un instrumento ideal para mostrar la relación de nuestra sociedad con el arte durante la representación”, añade Gutjahr.

Las letras luminosas como recurso estilístico

En Tosca, el arte se instrumentaliza para procesos políticos: las letras erguidas se inclinan en el segundo acto y el letrero se vuelve utilizable, convirtiéndose en un escenario iluminado sobre el que los actores resuelven sus conflictos. “Para PLEXIGLAS® Resist esto no supone ningún problema”, destaca Paetzold. “El material es tan estable y resistente a la rotura que es imposible que pase nada”. En cuanto el sistema deja de necesitar el arte, el letrero se puede retirar. Entonces, los ejecutantes tienen que arreglárselas por sí solos. Por último, el letrero se iza con cables metálicos hasta el telar y deja de estar a la vista. “Esta fue otra razón para que usáramos PLEXIGLAS®, ya que la estructura en su conjunto no debía tener un peso excesivo”, aclara Paetzold. “En cuanto al contenido, el hecho de izar las letras ilustra que el arte se vuelve inalcanzable”, señala Gutjahr. En la última imagen de la representación, Tosca, la protagonista, se queda atrás en solitario sobre el escenario, una conmovedora imagen final para una puesta en escena aclamada por el público y la crítica.

Vea fragmentos de Tosca en la Ópera de Halle / Fuente: YouTube/Buehnen Halle