Planeador de Heinkel con cubierta de PLEXIGLAS®

© Evonik Industries AG, Konzernarchiv Hanau

Un hito en la historia de la aeronáutica

Surcando los cielos a mayor altura, más rápido y más seguro: esto solo es posible con los materiales correctos, como p. ej. con PLEXIGLAS®. De este material se fabrican ya desde los años 30 cubiertas curvas para aviones.

Gracias a la utilización del por aquel entonces nuevo material de la empresa Röhm & Haas, hoy Röhm, la construcción de aviones experimentó un desarrollo vertiginoso. Mientras anteriormente el piloto se encontraba en una cabina abierta, protegido solo por un pequeño parabrisas, PLEXIGLAS® hizo posible la construcción de cubiertas curvas. Esto era además necesario para poder aumentar la velocidad y alcanzar una mayor altitud, puesto que en estas situaciones el piloto está expuesto a una mayor resistencia aerodinámica, temperaturas más bajas y una disminución de la presión atmosférica.