Hombres de negocios con ordenadores portátiles en un avión

©istock/EXTREME-PHOTOGRAPHER

Privacidad en caso de necesidad

Las láminas protectoras impiden las miradas laterales, pero también reducen el brillo de la pantalla. Una innovación de siOPTICA protege los contenidos de la pantalla de las miradas laterales mediante PLEXIGLAS®.

Ordenadores portátiles, teléfonos móviles, cajeros automáticos, sistemas de infoentretenimiento en vehículos... En la actualidad, numerosos aparatos electrónicos están equipados con una pantalla de alta resolución. Ahora bien, los contenidos de dicha pantalla pueden ser vistos con claridad incluso desde una cierta distancia –lo cual no es siempre deseable.

El trabajo móvil: un riesgo para la información

“Cualquiera que haya trabajado alguna vez con su portátil en el tren o en el avión conoce la desagradable sensación de que los otros pasajeros también pueden leer el contenido de nuestra pantalla”, comenta Markus Klippstein, CEO de siOPTICA, una empresa que desarrolla y comercializa soluciones ópticas para aplicaciones de protección visual y seguridad. Las fotos de las últimas vacaciones en la playa puede que solo sean lo suficientemente íntimas como para no querer mostrarlas sin más a cualquier desconocido. Sin embargo, al efectuar compras a través de internet, los ladrones de datos –también llamados hackers visuales– pueden obtener datos de las tarjetas de crédito con una simple mirada por encima del hombro.

Con frecuencia, los datos de los profesionales que utilizan el trabajo móvil durante la realización de viajes de negocios son aún más sensibles, ya que ciertos indicadores financieros, detalles de productos o aspectos estratégicos a menudo se hallan sometidos a cláusulas de confidencialidad. “Sin saberlo, muchas personas violan la confidencialidad de los datos durante el trabajo móvil”, añade Klippstein, “lo cual facilita la tarea de los ladrones de datos”. El problema se agrava debido a las cámaras de alta resolución de los teléfonos móviles, las cuales permiten fotografiar fácilmente los contenidos de la pantalla y robar los datos con mayor facilidad.

Geschäftsfrau mit Laptop

Hackers visuales

Según un estudio de febrero de 2016, el 88 % de todos los intentos de “hackeo visual” – es decir, el robo de datos mirando por encima del hombro– consigue lograr su objetivo. En un 70 % de los casos, el hurto pasa totalmente desapercibido.

© istock/anyaberkut + istock/lisenok94144

La lámina de protección contra miradas reduce el brillo

Muchas empresas exigen que sus empleados utilicen láminas protectoras durante las tareas realizadas en los viajes de trabajo. Estas se colocan directamente sobre la superficie de la pantalla del portátil e impiden las vistas desde los laterales gracias a su estructura especial. “No obstante, una lámina para la protección de la pantalla reduce el brillo de esta hasta un 50 %, por lo que los usuarios se ven obligados a regular el brillo, lo que aumenta a su vez el consumo de energía”, explica Klippstein. “Además, las láminas pueden olvidarse o perderse, lo que significa que los empleados pueden verse obligados a trabajar sin ellas”.

Alternativa a las láminas protectoras

Con la ayuda de PLEXIGLAS®, siOPTICA ha desarrollado una alternativa innovadora a las láminas protectoras de pantalla. Como componente de las pantallas LCD, esta tecnología permite activar la protección contra miradas en caso de necesidad. “En el modo público, la pantalla puede ser vista sin dificultad desde cualquier lado, mientras que en el modo privado se restringe el área de visibilidad”, explica Klippstein. El cambio entre ambos modos –mediante un interruptor o una aplicación– ocurre en una fracción de segundo, es compatible con pantallas táctiles y no aumenta apenas el espesor de la pantalla ni el consumo de energía. “Se trata de una novedad mundial que hemos podido realizar gracias a los conocimientos técnicos de Evonik y a las propiedades excepcionales de PLEXIGLAS®”, subraya Klippstein.

Privacidad en caso de necesidad: así funciona la tecnología de protección contra miradas.

“Se trata de una novedad mundial que hemos podido realizar con PLEXIGLAS® de Evonik”

Dr. Markus Klippstein
CEO de siOPTICA

La protección contra miradas activable despierta un gran interés en el mercado

Esta revolucionaria tecnología de protección contra miradas está próxima a ser implantada en dispositivos de serie, tales como portátiles, móviles y otros dispositivos. “Desde la presentación de esta tecnología se nos han propuesto conceptos y requisitos completamente nuevos”, comenta Klippstein. Con siOPTICA, las empresas operadoras de cajeros automáticos o terminales de pago podrían ofrecer a sus clientes una solución para el ingreso seguro de números PIN en pantallas táctiles. Si el terminal de ingreso no se utiliza activamente, el modo público permite ofrecer publicidad con un amplio ángulo de visibilidad para los transeúntes. “En la actualidad, la publicidad en los cajeros automáticos y terminales de pago con protección visual tradicional es prácticamente imperceptible para las personas que pasan cerca de estos. Los bancos no pueden aprovechar completamente estos espacios publicitarios”, subraya Klippstein. Según este mismo principio, esta tecnología podría aplicarse a los terminales digitales de examen como los utilizados para el permiso de conducir –los cuales son cada vez más populares– evitando así que se pueda ver el contenido de otras pantallas durante el examen empleando el modo de privacidad. Además, ello no impide que los alumnos trabajen y aprendan de forma conjunta.

Evitar distracciones

“Mientras que en los casos anteriores se trata de proteger los contenidos de las pantallas, nuestra tecnología también puede contribuir a hacer el tráfico más seguro”, apunta Klippstein. Los sistemas de infoentretenimiento modernos ofrecen, además de la navegación, una amplia variedad de posibilidades para el control de la radio, el aire acondicionado y la configuración del vehículo, permitiendo incluso la reproducción de películas y el uso de aplicaciones digitales. Este exceso de información puede distraer fácilmente al conductor. “Para evitarlo, nuestra tecnología puede crear un modo en el que los contenidos de entretenimiento puedan ser vistos solo por el acompañante durante la conducción”, señala Klippstein. “Básicamente, nuestra tecnología puede ser aplicada allí donde se desee limitar el ángulo de visibilidad de cualquier pantalla”.