© Aisha Zeijpveld

Los colores como punto de partida

“Research based Design”: con este planteamiento Stefanie van Keijsteren y Renee Mennen esbozan modelos inesperados de objetos ya conocidos, como el mueble separador Split & Store de PLEXIGLAS®.

“Comenzamos con nuestro desarrollo sin un objetivo fijo”, comenta Stefanie van Keijsteren. “Por ejemplo, nunca decimos: Ahora queremos diseñar una silla”. En lugar de eso, van Keijsteren y Renee Mennen investigan y experimentan intensamente en primer lugar, antes de desarrollar una idea hacia la que dirigirse. Las dos neerlandesas, que forman el dúo de diseñadoras RENS, ya han diseñado moda, porcelana y alfombras, y ahora también muebles de PLEXIGLAS®.

Ver qué es lo que pasa

El punto de partida para los proyectos del dúo de diseñadoras de Eindhoven son casi siempre los colores. Ese fue también el caso en su primer trabajo conjunto como RENS en el año 2008: “En aquel momento queríamos explorar las características de un color determinado, y no teníamos ninguna idea fija de adónde nos llevaría eso”, afirma van Keijsteren. Se decidieron por el rojo, y tiñeron prendas de ropa. “A partir de un único pigmento de color pudimos crear innumerables nuevos tonos de rojo, desde oscuro hasta muy claro. Aquello fue sencillamente fascinante”, recuerda van Keijsteren. A continuación, el dúo exploró qué tan pequeños podían ser los matices entre tonos de color en el proyecto BLACK, en el que dieron forma a objetos a partir de distintos materiales de color negro.

Mezclar tonos de color

Con Split & Store, su creación más reciente, que presentaron por primera vez al público internacional en la Milan Design Week 2017, las diseñadoras dan un paso más en términos conceptuales: “Queríamos crear algo en lo que se mezclaran distintos colores, alterándose mutuamente”, cuenta van Keijsteren. “La idea inicial fue hacer que surgiera algo a partir de distintas capas”. Mientras investigaban, las diseñadoras fabricaron patrones de papel transparente, superpusieron los materiales y los miraron a trasluz. El efecto gustó, y van Keijsteren y Mennen se pusieron en busca de un material con el que pudiera crearse el efecto del papel transparente.

Los materiales de alta calidad tienen gran importancia para nosotras, ya que su calidad es decisiva para el efecto del diseño final.

Stefanie van Keijsteren
Studio RENS

Superficie satinada

Finalmente, en ThyssenKrupp Plastics Netherlands encontraron lo que buscaban: “El mayorista nos enseñó PLEXIGLAS® Satinice y enseguida quedamos entusiasmadas”, comenta van Keijsteren. “Lo cierto es que ya conocíamos el material de antemano, pero únicamente en la variante incolora y transparente” PLEXIGLAS® Satinice, por el contrario, es satinado. Por ello, aunque deje pasar la luz, no resulta totalmente transparente. Al mismo tiempo, la superficie aterciopelada por ambos lados genera un efecto cálido y suave, que le confiere un aspecto noble y sofisticado. Además de todo ello, el material es inmune a las huellas de desgaste y está disponible en muchos colores distintos. “Todo esto fue muy emocionante para nosotras”, cuenta van Keijsteren, “sobre todo en contraste con la tendencia actualmente predominante en el diseño de interiores. Queríamos demostrar que era posible adentrarse por otros caminos en lugar de limitarse siempre a blanco, negro y gris”.

Mezcla de estantería y mueble separador

Split & Store en la Semana del Diseño de Milán 2017

Studio RENS estará presente en Milán (del 4 al 9 de abril 2017), ¡le invitamos! Las diseñadoras presentaron Split & Store en el Salone Satellite, en el pabellón 22/24, stand A15, Fiera Milano Rho (parada de metro Rho). Horario de atención: todos los días de 09:30 a 18:30.

Una vez encontrado el material, el dúo pasó al siguiente desarrollo: ¿qué objeto debería surgir a partir de este efecto? “Rápidamente lo vimos claro: las planchas de PLEXIGLAS® debían causar efecto por sí mismas en este concepto, sin necesidad de ser iluminadas”, explica van Keijsteren. “Así, necesitábamos una aplicación sobre la que incidiera la luz, es decir, nada que estuviera directamente en la pared, pero también queríamos algo que ofreciera una función y no fuera mera decoración”. De esa forma, de la idea de mezclar colores terminó por surgir una novedosa y colorida combinación de estantería y mueble separador. “En realidad, los muebles separadores deben ser más bien discretos, de manera que no llamen excesivamente la atención”, explica van Keijsteren. “Nosotras hemos escogido el camino opuesto: Split & Store puede caracterizar el diseño de un espacio”.