© Evonik/Fotógrafo Uwe Feuerbach

“Impulsar las innovaciones en la industria aeronáutica”

Planchas de PLEXIGLAS® de mayor tamaño para acristalamientos de aviones podrían ofrecer mejores vistas a los pasajeros. Además, harían más eficaz la producción de ventanillas de cabina convencionales.

Evonik invierte en una nueva planta de estirado y pulido en Weiterstadt, y gracias a ello desde principios de 2018 podrá suministrar planchas de PLEXIGLAS® para la industria aeronáutica de un tamaño superior a los disponibles hasta ahora en el mercado. Martin Krämer, director del área comercial Acrylic Products en el sector Performance Materials, explica en esta entrevista las posibilidades que ofrece esta inversión.

PLEXIGLAS® despega

Con sus materiales para aviones de PLEXIGLAS®, Evonik es desde hace más de 80 años uno de los productores líderes a nivel mundial en este campo. Fabricantes de aviones reconocidos utilizan desde hace tiempo los productos de la empresa de Essen. Debido a su elevada calidad óptica, peso reducido y buena procesabilidad, PLEXIGLAS® se emplea tradicionalmente en las ventanillas de cabina de aviones de línea y los cristales de la cabina de mando de aviones y helicópteros.

Evonik ya es a día de hoy uno de los fabricantes líderes de materiales para aviones. ¿Qué es lo que quieren conseguir con la nueva planta?

Martin Krämer: La nueva planta supone una inversión en un mercado en crecimiento con una gama de productos altamente especializada. Hasta ahora nos hemos limitado a suministrar a este mercado únicamente el producto previo para las planchas estiradas. Con la nueva planta también podremos llevar a cabo el proceso de estirado y pulido en nuestras propias instalaciones. De esa forma nos convertiremos en proveedor completo de planchas fundidas y estiradas de PMMA para la industria aeronáutica. Con este paso cimentaremos nuestra posición como fabricante líder de materiales de polímeros y productos intermedios. Por ese motivo, esta inversión es para nosotros el siguiente paso lógico, mediante el cual proseguiremos de manera consecuente la estrategia de nuestra línea comercial Acrylic Products; por último, la industria aeronáutica registra atractivas tasas de crecimiento.

No obstante, ya existen otros proveedores para estos productos. ¿Qué puede ofrecer a sus clientes gracias a la nueva planta que otros no pueden ofrecer?

Krämer: Por un lado, incrementamos la fiabilidad de suministro, puesto que el sector experimenta actualmente un aumento en la demanda de planchas de PMMA estiradas, pero se encuentra con capacidades limitadas en el mercado por parte de los proveedores. Gracias a la nueva planta de producción, a nuestros muchos años de experiencia en esta área de aplicación y nuestros conocimientos técnicos especializados en el uso de PLEXIGLAS®, podemos ayudar a nuestros clientes a respaldar su crecimiento e impulsar las innovaciones en el campo de la industria aeronáutica. Concretamente en el área de los acristalamientos grandes, el sector no ha logrado hasta la fecha superar sus propios límites.

PLEXIGLAS® estirado

Los materiales empleados en aviones deben soportar cargas muy elevadas. Para los cristales en aviones y helicópteros se emplea un tipo especial de PLEXIGLAS®. En pocas palabras, se trata de planchas certificadas de PLEXIGLAS® fundidas que además se alargan o, como dicen los expertos, se estiran mediante un proceso laborioso y complejo. La ventaja de las planchas de PMMA estiradas: presentan una resiliencia mejorada y una estabilidad química incrementada.

Las planchas de PMMA estiradas que existen actualmente en el sector solo tienen un tamaño máximo de 2,5 por 2,5 metros.

Krämer: Así es. Para los aviones de pasajeros se cortan varias ventanillas de una de estas planchas. Sin embargo, para grandes ventanas panorámicas o cristales de la cabina de mando más exigentes y de una sola pieza, se trata de un tamaño demasiado pequeño. A partir de 2018 estaremos en situación de suministrar a nuestros clientes las mayores planchas que existen en el mundo, en un formato de hasta 3,7 por 5,4 metros.  Con este empeño en seguir perfeccionando haremos realidad un importante requisito para la construcción de aviones panorámicos.  Esto supone una evolución decisiva, y un buen ejemplo de cómo la pasión por nuestros productos nos lleva a dar vida a nuestra visión “Evolution in Acrylics is our Passion”.

¿De qué manera beneficia esto a sus clientes?

Krämer: La tendencia apunta claramente hacia ventanillas de cabina más grandes en los aviones de pasajeros. Gracias a nuestros nuevos formatos, hacemos posibles por primera vez acristalamientos de tamaño superior para ventanillas de avión. Naturalmente, con los nuevos formatos también son factibles diseños de mayor tamaño para cubiertas y cristales frontales. Además de esto, ayudamos a nuestros clientes a organizar su producción de manera más eficaz.

Fáciles de procesar

Las planchas de PLEXIGLAS® estiradas serán especialmente uniformes. Los expertos hablan de una tolerancia de espesor notablemente mejorada. Este valor indica hasta qué punto el espesor del material oscila en un valor nominal deseado. Cuanto menores sean las oscilaciones y más constante sea el valor, más uniformes serán las características técnicas del material y más fácil será de procesar.

¿En qué medida?

Los fabricantes de cristales convencionales para aviones pueden fabricar de esta forma más ventanillas que hasta ahora a partir de una única plancha estirada. Esto sale muy rentable para nuestros clientes, y es una verdadera utilidad que ofrecemos además del producto en sí, al igual que los diseños de mayor tamaño para cubiertas y cristales frontales.