© PACT Technologies Consulting & Trading GmbH

Escalones de miles de piedrecitas brillantes

Paredes, escaleras, mamparas: la marca IMPLEXIONS se sirve de cristales encerrados para poner acentos en arquitectura y decoración.

Sobre cristales resplandecientes llegan los visitantes de Swarovski Innsbruck a la planta superior de la tienda. A primera vista, los 32 escalones de la escalera transluciente parecen estar formados únicamente por miles de piedrecitas flotantes que brillan en la luz.

Ascender con gloria y esplendor

La escalera está compuesta por paneles de cristal de PLEXIGLAS® de 2 x 3 metros de tamaño, en los que cada uno de los cristales ha sido colocado a mano. Con sus 32 escalones, la escalera conduce a la planta superior. Cada escalón tiene 1,40 metros de ancho y 30 centímetros de profundidad. La iluminación de ensueño se genera mediante listones LED en ambas caras frontales de cada escalón. El peso del conjunto de la estructura asciende a 800 kilos.

En realidad son 20.000 cristales Swarovski de diferente tamaño atrapados en escalones de PLEXIGLAS® e iluminados con LEDs. IMPLEXIONS, así llamaron los inventores de la compañía tirolesa PACT Technologies Consulting & Trading GmbH a la técnica que permite este tipo de uso. El procedimiento patentado permite encerrar elementos diversos –cristales, láminas de pan de oro y pétalos de rosas, entre otros- en PLEXIGLAS® incoloro, sin costuras ni burbujas. Así se crea la ilusión de unos objetos que flotan ­libremente, equiparables con las inclusiones de insectos en ámbar en la naturaleza. Es un trabajo hecho a mano. Dependiendo del tamaño de los cristales y el patrón elegido para los mismos, los clientes pueden conseguir diferentes efectos. “Los elementos resaltan especialmente bien en vidrio acrílico porque parecen estar completamente libres. La potencia luminosa y la intensidad de las reflexiones de nuestras aplicaciones cristalinas impresionan a nuestros clientes una y otra vez”, cuenta Hans-Jürgen Kandler, director de marketing de ­IMPLEXIONS. “Gracias a su alta transparencia, el PLEXIGLAS® es especialmente apto para este procedimiento.”

Paso a paso de candelero a escalera

Todo empezó en el año 2005 con una vitrina de exposición para joyas de Swarovski. Pasando por candeleros, floreros y joyas, la empresa poco a poco se acercó a paneles de grandes dimensiones. La escalera en Innsbruck realizada en agosto de 2011 fue el primer trabajo arquitectónico de la compañía. En cooperación con la Facultad de Ingeniería y Tec­nología de Plásticos de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Rosenheim, Alemania, los desarrolladores de ­IMPLEXIONS habían estado investigando este tipo de aplicaciones de gran tamaño durante dos años. “Teníamos que encontrar un procedimiento de producción que evitara el amarilleamiento de las planchas, la formación de burbujas, las fisuras y las deformaciones”, explica Kandler. Finalmente logramos fabricar los primeros paneles de un tamaño de dos por tres metros. La calidad fue buena. Lograron conducir la luz sin costuras, fueron robustos, se pudieron limpiar con facilidad y encima protegieron los objetos encerrados del ensuciamiento. Entretanto, el procedimiento se ha patentado y los paneles están en venta bajo el nombre de CRYSTAL GLANCE.

La potencia luminosa y la intensidad de las reflexiones de nuestras aplicaciones cristalinas impresionan a nuestros clientes una y otra vez.

Hans-Jürgen Kandler
Director de marketing de IMPLEXIONS

Brillo sin juntas

“Los productos ofrecen versatilidad de uso en interiores y exteriores. Sirven para dar un toque exclusivo a los elementos de losas, revestimientos de ascensores, mamparas, techos y suelos”, así Kandler. Las aplicaciones de PLEXIGLAS® son fácilmente realizables en grandes dimensiones, y se piden cada vez más en el ámbito de la arquitectura: la tendencia se aleja del mosaico y se acerca a los revestimientos de las paredes completos y suelos sin juntas. “Además de la escalera de Swarovski Innsbruck realizamos este tipo de aplicaciones de grandes tamaños también en forma de mamparas para la galería del Mundo de Cristales Swarovski de Wattens. Las grandes superficies también se usan en hoteles spa”, dice Kandler.

Observe entre bastidores la escalera resplandeciente.

Un nuevo mundo de resplandor

En la combinación de cristales con PLEXIGLAS® se crean nuevas joyas como collares, llaveros y sortijas. Además de muebles pequeños como mesas y cómodas se están desarrollando de momento accesorios para el baño, por ejemplo ­toalleros. Bajo la marca IMPLEXIONS continuamente se crean productos nuevos por lo que seguimos perfeccionando nuestra fórmula. En el caso de los objetos redondos, por ejemplo, es ­importante ­tener en cuenta que los cristales reluzcan por igual desde todos los lados”, así Kandler.