© KNAUF / Diseño: Naveen Mehling

Escalón a escalón

Transparente, iluminado y sin igual: PLEXIGLAS® ofrece también nuevas opciones de diseño en escaleras.

La primera impresión es la que cuenta, también al entrar en una casa. En esta vivienda, todo tiene cierto aire futurista. La fachada exterior, de llamativo naranja. En el vestíbulo, suelo oscuro de madera, paredes de blanco y naranja, y cuadros Pop-Art. Desde una escalera transparente se reflejan hasta las paredes colores brillantes.

Lo que parece el interior de un moderno club o una exclusiva galería de arte es el hogar de una familia compuesta por los padres, dos hijos y un gato, y se utiliza como una vivienda normal. Está situada sobre las colinas de Ankara, la capital turca, y pertenece a una familia alemana de empresarios afincada allí. Naveen Mehling, diseñador de luces de Berlín, ha proyectado y puesto en práctica el sistema de luces de la casa. Y ha construido una escalera única en el mundo.

¿Cómo se realiza una escalera con iluminación lateral por LED?

La escalera transparente

“Quiero una escalera de cristal iluminada”, fue el deseo del propietario. Mehling se puso manos a la obra, sabiendo que se trataría de una primicia. Paso a paso, el exigente proyecto se fue materializando. Primero, un especialista en estática realizó los cálculos, pues había que empezar respondiendo a la pregunta “¿cómo lograr que un escalón de vidrio de 1350 cm x 300 cm sea portante?”. Al fin y al cabo, estaba previsto que los escalones solo estuvieran apoyados por la parte frontal. La respuesta: para cada uno de los escalones se utilizó un vidrio blanco parcialmente templado de 19 mm de grosor. El vidrio se calentó al rojo vivo a 630 grados y luego se dejó enfriar lentamente, con lo que se obtuvo una tensión superficial muy elevada que lo hacía casi indestructible. A continuación, se laminó con una lámina protectora de vidrio blanco de alta calidad de 6 mm de grosor, cristalino y sin el típico toque verdoso del vidrio convencional. Mediante un procedimiento con láser, se aplicaron miles de micro-depresiones en la superficie que funcionarían a modo de ventosa. Así el vidrio alcazó la categoría antideslizante R9.

Para iluminar la escalera, Mehling optó por usar LED. Elegir la fuente de luz adecuada fue fácil, pero elegir el material resultó más complicado. “El vidrio no es adecuado para una iluminación homogénea”, explica Mehling. Sobre todo en los dos grandes descansillos, que miden 1,35 m x 1,50 m y tienen la misma estructura que los escalones. “Me decidí por PLEXIGLAS® LED por ser la única forma de lograr homogeneidad en la iluminación”, afirma Mehling. Este material es especialmente adecuado para objetos iluminados con LED lateralmente. “Antes, para este tipo de proyectos intentábamos usar exclusivamente vidrio. Sin embargo, la luz no se transmitiría a toda la superficie y en el borde se verían puntos de luz”, comenta Mehling sobre el problema. La proyección de la luz sin obstáculos de PLEXIGLAS® supone una gran ventaja, de modo que todo el escalón se cubrió por debajo con PLEXIGLAS® LED.

Enciendan las luces

El vidrio no es adecuado para una iluminación homogénea.

Naveen Mehling
Diseñador de iluminación de Berlín

Para iluminar los escalones, se distribuyeron 4840 LED por toda la escalera. Los cables van ocultos en las vigas portantes. “El reto en un proyecto de iluminación reside en ocultar la técnica”, explica Mehling. Las pletinas LED se fabricaron a medida. “Los LED RGB pueden crear la gama completa del espectro cromático, 16 millones de colores, mediante un control de luces DMX”, detalla. Con este control, se puede determinar individualmente el color de la luz a cada lado del escalón. El ordenador se encarga de generar los escenarios luminosos preprogramados que los habitantes de la casa pueden controlar desde un panel táctil. Y, por ejemplo, desde un smart- phone, se pueden activar hasta nueve escenarios luminosos.

Después de seis meses de planificación, desarrollo y ejecución, para Mehling el proyecto estaba por fin concluido. Tan solo uno de los muchos conceptos de iluminación apasionantes que el diseñador ha hecho realidad con PLEXIGLAS® y LED. Mediante esta combinación transformó, por ejemplo, todo un puesto de currywurst (salchicha al curry) berlinés en un delicioso reclamo.