© Advanced Aquarium Technologies

Ampliando las fronteras del diseño de acuarios

Ya no solo se observa, se vive: los visitantes de zoológicos y acuarios desean ver a los animales lo más cerca posible. Esto es posible gracias a los cristales transparentes de PLEXIGLAS®.

Un cardumen al alcance de la mano. Un paseo submarino. Un pequeño ecosistema en medio de un hotel. Todo esto ya no es una rareza para los grandes acuarios modernos. Los zoológicos, centros comerciales, hoteles y parques de ocio buscan brindar a sus visitantes una experiencia muy especial. Para estos espectaculares proyectos los materiales utilizados deben cumplir requisitos especiales. Por ejemplo, los cristales deben permitir grandes formatos, ser moldeables y ofrecer una visión lo más natural posible de los animales.

Entre al mundo submarino: Un paseo por el Blå Planet de Copenhague. ©Youtube/Fishing with Rod

Como en el Blå Planet de Copenhague. El acuario más grande del norte de Europa guía a los visitantes a través de un recorrido por el mundo submarino de distintas regiones del planeta. En cerca de 50 acuarios viven miles de animales, entre otros también 1000 pirañas. Separados solo por un cristal de PLEXIGLAS® de 125 milímetros de espesor, los visitantes pueden observar con qué velocidad estas desgarran a sus presas con sus afilados dientes. “Ante semejante escenario uno se olvida rápidamente de que se encuentra en un acuario”, comenta Zac Gill, director de Business Development en Advanced Aquarium Technologies (AAT), “y eso es lo que muestra la calidad de un buen acuario, la forma en que se presenta el contenido”.

Especialistas para la construcción de grandes acuarios

AAT diseña y construye desde más de 20 años impresionantes acuarios en todo el mundo, y cada uno de ellos tiene exigencias especiales. “El diseño está determinado principalmente por las características espaciales, el número de visitantes esperados y la magnitud de la inversión”, comenta Gill. Por esa razón AAT no tiene un acuario estándar; cada uno es un modelo único.

Cada vez un nuevo desafío

El requisito fundamental para todos los proyectos es en cada caso el material, que cumple con los altos estándares de calidad de AAT. “En lo que a cristales para acuarios respecta, lo más importante es que no se vean”, explica Wolfgang Stuber, experto para vidrios especiales de PLEXIGLAS®. El cristal acrílico de marca es completamente incoloro y ofrece una visibilidad libre de aberraciones. “De esta forma se pueden observar los animales en el agua como realmente son: con las proporciones y los colores correctos, sin tintes verdes o enturbiamientos”, comenta Stuber. Al mismo tiempo, los cristales deben soportar la enorme presión del agua, no pueden doblarse y mucho menos romperse. “PLEXIGLAS® puede fabricarse con un espesor de hasta 180 milímetros. Así, la carga que ejerce el agua no supone problema alguno”, indica Stuber.

Evolution in Acrylics is our Passion

Este tema es un buen ejemplo de lo que expresa la visión “Evolution in Acrylics is our Passion” del área comercial Acrylic Products de Evonik y lo que Evonik entiende por organización inteligente de las actividades químicas. Lea aquí por qué la evolución está en la naturaleza de la marca PLEXIGLAS®, qué papel desempeña la pasión en los nuevos proyectos y cómo será la evolución del material en los próximos años gracias a los conocimientos técnicos de Evonik.

Formatos más grandes para acuarios más grandes

Para elementos estructurales más firmes o formatos de mayor envergadura se puede además pegar bloques individuales de PLEXIGLAS®. Las líneas verticales de pegado se mantienen invisibles. En el sentido horizontal existen sin embargo límites: si se pegasen dos bloques uno sobre otro se verían las líneas de pegado debido a la refracción de la luz. “Por este motivo, los acuarios pueden construirse por el momento solo hasta una altura determinada”, explica el experto de AAT, Zac Gill. El estándar de la industria gira en torno a los 8,30 metros. Para poder entregar formatos aún más grandes, AAT firmó hace poco una cooperación con Evonik y fabrica de forma autónoma como socio autorizado bloques en un formato de hasta 12 metros. “Estamos convencidos de que este es el paso que debemos dar para expandir las fronteras de la construcción de acuarios”, señala Gill.

Calidad, una determinante de la rentabilidad

„Puesto que los acuarios contienen por lo general millones de litros de agua, generalmente agua salada, hay que evaluar con precisión qué durabilidad tienen los materiales utilizados”, afirma Gill. “Hemos visto ya acuarios de agua salada que contaban con válvulas de hierro fundido, que dentro del lapso de tan solo un año ya estaban completamente oxidadas y debían ser reemplazadas. Para mantener los costes de mantenimiento bajos y asegurar la rentabilidad del acuario, es además especialmente importante utilizar materiales de alta calidad.” El PLEXIGLAS® original ofrece además de transparencia durante décadas también resistencia contra el agua salada, como lo confirma Gill en su quehacer diario: “Se nos encargó sanear un acuario en Nueva Zelanda. Para la construcción del primer túnel de acrílico, hace 31 años, se utilizaron cristales de PLEXIGLAS®. Primero se vació completamente el estanque. Después se retiraron los cristales del acuario, se adaptó el tamaño de estos y se pulieron: poco después los cristales de PLEXIGLAS® ya se veían como nuevos.“